Monthly Archives: November 2016

No se estremecen, nunca se perturban

Leyendo La Luz del Bhagavata de Srila Prabhupada, me impresionó el verso 12 y su comentario:

light-of-bhagavata-nov-23“Las montañas, aunque son golpeadas por lluvias torrenciales durante la estación lluviosa, no se estremecen, igual que los corazones de quienes están dedicados a la trascendental Personalidad de Dios nunca se alteran, ni siquiera cuando están agobiados por grandes desgracias.” (LDB 12)

“Debido a que una persona espiritualmente avanzada acepta cualquier adversidad en la vida como la misericordia del Señor, es elegible para entrar al reino espiritual. A pesar de que una persona adopte servicio devocional al Señor Supremo a veces puede enfermarse, empobrecerse o decepcionarse por los acontecimientos de la vida. Un verdadero devoto del Señor considera siempre que estos sufrimientos se deben a sus actividades pecaminosas pasadas, y así, sin perturbarse, espera pacientemente la misericordia del Señor Supremo. Tales devotos son comparados con las grandes montañas que nunca se estremecen, ni aun cuando son golpeadas por las lluvias torrenciales durante la estación lluviosa, por el contrario, tales devotos permanecen humildes en la iluminación espiritual. Libres del orgullo y la envidia, obtienen fácilmente la misericordia del Señor y regresan al hogar, de vuelta al Supremo.” (LDB 12, significado)

—Giriraj Swami

 

Govardhan-puja: Las glorias de la colina de Govardhana, 24 de octubre, Houston

govardhana“Podemos acercarnos al Señor por algo material y puede que Él complazca nuestro deseo, pero de tal manera que no volvamos a acercamos a Él por ese deseo. Pero es mejor que nos acerquemos al Señor, y a las grandes almas como Giri Govardhan, con deseos espirituales como lo hacen las gopis —sólo para servir y complacer a Krishna—, sin ningún deseo para sí mismas. Al servir y complacer a Krishna nos volvemos pramodah, sumamente dichosos. Es así como nos volvemos felices; no por tratar de disfrutar por cuenta propia, sino por servir y complacer a Krishna y a Sus devotos. Esa fue la bendición que las gopis deseaban de la colina de Govardhana y Él complació sus deseos.”