Monthly Archives: January 2018

Los pies de loto del Señor Nityananda, 13 de enero, Houston

lord-nityananda january 13 2018Giriraj Swami leyó el significado de Srila Prabhupada y discutió la canción Nitai-pada-kamala de Narottama Dasa Thakura durante un programa por la tarde.

«Hablamos de asociación, pero ¿qué significa? En El Néctar de la instrución, verso 4, Rupa Gosvami explica:

dadati pratigrhnati
guhyam akhyati prcchati
bhunkte bhojayate caiva
sad-vidham priti-laksanam

Guhyam akhyati prcchati significa “revelar la mente en forma confidencial”. Es muy importante que los devotos sean capaces de hacerlo. De no ser así, mantienen las cosas dentro de sí mismos, donde se agravan y crecen más de lo que realmente son. Necesitamos el tipo de asociación en el que podamos revelar nuestras mentes en forma confidencial. Y también debemos ser confidenciales. Si no, podemos revelar nuestras mentes en forma confidencial y luego nos enteramos de que está en Facebook y que todo el mundo lo sabe, y entonces ya no volveremos a revelar la mente en forma confidencial porque no nos fiaremos de que se mantendrá la confidencialidad. Así que, volviendo a Nitai-pada-kamala, la idea es que comprendamos la verdad de esta canción en la asociación de devotos. E incluso si ahora estamos juntos y tenemos una idea de la relevancia de esta canción, podemos olvidarla y dejarnos llevar una vez que dejemos la asociación de devotos. Por ello, permanecer a los pies de loto del Señor Nityananda significa permanecer a los pies de loto de los devotos de Srila Prabhupada».

La mejor utilización del tiempo, 13 de enero, Houston

Radha Kalachandji, posted Jan 23, 2018Giriraj Swami leyó y habló del Srimad Bhagavatam 2.3.17.

«El ser viviente, en especial el ser humano, está buscando felicidad, porque la felicidad constituye la situación natural de la entidad viviente. Pero ella está buscando felicidad vanamente en la atmósfera material. El ser viviente es por constitución una chispa espiritual del todo completo, y su felicidad se puede percibir perfectamente en las actividades espirituales. El Señor es el todo espiritual completo, y Su nombre, forma, calidad, pasatiempos, séquito y personalidad, son todos idénticos a Él. Tan pronto como una persona se pone en contacto con cualquiera de las antedichas energías del Señor a través del idóneo canal del servicio devocional, la puerta de la perfección se abre de inmediato. En la Bhagavad-gita(2.40), con las siguientes palabras, el Señor ha explicado ese contacto: “Los esfuerzos que se hacen en el servicio devocional nunca se ven frustrados. Ni tampoco existe el fracaso. Un pequeño comienzo de esas actividades es suficiente incluso para liberar a una persona del gran océano de los temores materiales”. Así como una droga muy poderosa que se inyecte en las venas actúa de inmediato en todo el cuerpo, así mismo las narraciones trascendentales del Señor que se inyecten a través del oído del devoto puro del Señor, pueden actuar de un modo muy eficaz». —SB 2.3.17, significado

Sutilezas de las relaciones afectivas, 10 de enero, Salón Darshan, Dallas

Vyasa-puja_Houston 09.21.13_18Giriraj Swami leyó y habló del Srimad Bhagavatam 1.8.42.

«Hay un verso en el Srimad Bhagavatam que dice que todos sabemos que el apego es la mayor forma de esclavitud para el alma condicionada. Sin embargo, cuando el apego se transfiere a los devotos autorrealizados del Señor, abre las puertas a la liberación. Así que en realidad, no podemos existir sin apego. Hay algunos filósofos impersonalistas que quieren detener todo apego. Pero, como dice Srila Prabhupada, para estar completamente libre de apego, tienes que ser como una piedra. No queremos convertirnos en piedras. No queremos estar libres de apego, pero no queremos estar apegados a cosas que nos causan dolor, sufrimiento y esclavitud. Queremos estar apegados a las cosas que nos liberan, y eso significa Krishna y Sus devotos».

El valor del tiempo, 7 de enero, Dallas

Radha__KalachandjiGiriraj Swami leyó y habló del Srimad-Bhagavatam 2.3.18 durante el programa de domingo.

«El hombre materialista de la era moderna argumentará que la vida, o parte de ella, jamás es para la discusión de argumentos filosóficos o teológicos. La vida está hecha para conseguir la máxima duración de la existencia, con el fin de comer, beber, tener relaciones sexuales, divertirse y disfrutar de ella. El hombre moderno quiere vivir para siempre mediante el adelanto de la ciencia material, y existen muchas teorías necias para prolongar la vida al máximo. Pero el Srimad-Bhagavatam afirma que la vida no está hecha para el llamado desarrollo económico, ni para el adelanto de la ciencia materialista en la prosecución de la filosofía hedonista de comer, aparearse, beber y divertirse. La vida está hecha sólo para practicar tapasya, para purificar la existencia de manera que uno pueda entrar en la vida eterna justo después de que se termine la forma de vida humana». —SB 2.3.18, significado

Sirviendo en Bombay — Uno de los tiempos más felices de mi vida

En anticipación al cuadragésimo aniversario de la apertura del templo de Juhu, Rasa-sundari dasi escribió acerca de haber prestado servicio allí:

Rasa-sundaris-Initiation-in-Juhu-300x300Servir a Guru Maharaja en Bombay de 1990 a 1992 fue a veces un verdadero desafío, porque apenas teníamos instalaciones.

Al comienzo solo éramos tres, aún no iniciados: Bhakta Juan, Bhaktin Manju y yo, Bhaktin Flor.

Se cocinaba en el segundo piso en una pequeña cocina conectada al Instituto Bhaktivedanta. Guru Maharaja siempre tomaba su prasadam en su oficina, y como le gustaban los chapatis calientes, los hacíamos en el segundo piso y luego íbamos corriendo por el pasillo con ellos, uno por uno, a la oficina.

En aquella época no había teléfonos móviles, así que pasábamos mucho tiempo tratando de encontrarnos para hacer llegar los mensajes.

Servir a Guru Maharaja en Bombay significó poder ir con él a visitar a todos esos maravillosos devotos que estuvieron durante la presencia de Srila Prabhupada: la Sra. Nirmala Singhal, el Dr. C. P. Patel, el Sr. P. L. Sethi, Srimati Sumati Morariji. Todos recibían a Guru Maharaja como si fuera un hijo perdido hacía mucho tiempo que finalmente había llegado a casa.

Servir a Guru Maharaja en Bombay significó ser testigo de cómo él se entregaba por completo a todas y cada una de las personas que deseaban verlo; y todos querían verlo. Él nunca mostró ninguna preocupación por sí mismo, si había comido, descansado o tenido algún tiempo para sí mismo.

Servir a Guru Maharaja en Bombay significó ser los tres primeros afortunados devotos que recibimos iniciación de él bajo la amorosa mirada de Sri Sri Radha-Rasabihariji, y nos convertimos en Vrindavan das, Janaki devi dasi y Rasa-sundari dasi.

Después de nuestra iniciación, Guru Maharaja nos permitió colectar guru-daksina delante del restaurante. Al final del día, cuando Vrindavan das le dijo a Guru Maharaja que debido a su servicio no había podido colectar nada y no tenía nada que darle, Guru Maharaja lo miró y dijo: “No tienes que preocuparte por eso —ya me has dado tu vida—”.

Servir a Guru Maharaja en Bombay significó poder verlo muchas mañanas en el altar haciendo el mangala-arati para Sri Sri Radha-Rasabihariji.

Servir a Guru Maharaja en Bombay significó verlo supervisar muy expertamente la limpieza y el mantenimiento de las habitaciones de Srila Prabhupada. Él quería que nosotros, los devotos, hiciéramos la limpieza y todo lo demás allí.

Servir a Guru Maharaja en Bombay significó verlo ir casi todas las mañanas después del mangala-arati a las habitaciones de Srila Prabhupada y cantar sus rondas allí.

Servir a Guru Maharaja en Bombay significó conocer y servir a muchos de sus maravillosos hermanos y hermanas espirituales que habían servido junto con él durante la presencia de Prabhupada, y ver el amor que todos ellos tenían por él.

Servir a Guru Maharaja en Bombay significó entender que no somos este cuerpo, cuando después de diez o doce horas de intenso servicio caías en la cama, con el cuerpo completamente agotado y el alma completamente feliz, queriendo hacer más.

¡Servir a Guru Maharaja en Bombay fue uno de los tiempos más felices de mi vida!

—Rasa-sundari dasi

El paso del tiempo y el nuevo año, 4 de enero, Salón Darshan, Dallas

passing-time-new year

Giriraj Swami leyó y habló del Srimad-Bhagavatam 2.3.17.

«Este verso confirma, indirectamente, lo muy importante que es el emplear la forma de vida humana para llegar a conocer a la perfección y por medio de la aceleración del servicio devocional, la relación que tenemos con el Señor Supremo y que ahora está perdida. La misma ocasión no se repite. Así que, el tiempo que la salida y la puesta del Sol marcan se verá inútilmente desperdiciado, si no se utiliza debidamente para llegar a comprender la identificación de los valores espirituales. Hasta una fracción de la duración de la vida que se desperdicie, no se puede compensar con ninguna cantidad de oro. (SB 2.3.17, significado)

»Esto es un hecho. Nuestra vida está hecha de tiempo, y cuando llega el momento de la muerte, incluso si una persona está dispuesta a gastar cualquier suma de dinero para comprar, incluso un minuto, no puede hacerlo. Eso significa que cada minuto, cada momento, tiene un valor incalculable, porque nunca se puede comprar tiempo —nunca se puede volver a comprar, y nunca se puede comprar más de lo asignado—. Es algo muy serio. Por ello, una de las cualidades de un devoto avanzado es que utiliza cada momento en la conciencia de Krishna. Nunca desperdicia el tiempo —y es muy fácil desperdiciar el tiempo—».

Programa en el Salón Darshan, 27 de diciembre, Dallas

01.26.15_01.Juhu_

Giriraj Swami leyó y habló del Srimad-Bhagavatam 2.3.17.

jivañ chavo bhagavatanghri-renum
na jatu martyo ’bhilabheta yas tu
sri-visnu-padya manujas tulasyah
svasañ chavo yas tu na veda gandham

La persona que en ningún momento ha recibido sobre la cabeza el polvo de los pies del devoto puro del Señor, es sin duda un cuerpo muerto. Y la persona que nunca ha sentido el aroma de las hojas de tulasi de los pies de loto del Señor, también es un cuerpo muerto, aunque respire.