Srila Bhaktivinoda Thakura y Srila Prabhupada

Bhaktivinode Thakura

Hoy se conmemora el 175avo aniversario del nacimiento —la aparición— de Srila Bhaktivinoda Thakura, “el pionero del proyecto para bendecir al mundo entero con la conciencia de Krishna”. Para honrar la ocasión, he escrito una pequeña pieza acerca de “Srila Bhaktivinoda Thakura y Srila Prabhupada”. Oramos por su contínua guía y misericordia.

“Dedicado al sagrado servicio de Srila Saccidananda Bhaktivinoda Thakura, quien inició las enseñanzas  del Señor  Chaitanya en el mundo occidental (McGill University, Canadá) en 1896, el año de mi nacimiento”. Estas palabras son la dedicatoria de Srila Prabhupada a Las enseñanzas  del Señor  Chaitanya, el primer libro que publicó después de su llegada a Estados Unidos. También se aplican a la vida de Srila Prabhupada, que estuvo dedicada al sagrado servicio de Srila Bhaktivinoda Thakura, Sri Krishna Chaitanya Mahaprabhu y su propio maestro espiritual, hijo de Bhaktivinoda, Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati.

Srila Prabhupada continuó muchos de los proyectos de Thakura Bhaktivinoda: alentar la participación de los cabeza de familia en las iniciativas locales de prédica (nama-hatta); establecer el principio de que losvaishnavas, incluso los que no han nacido brahmans, son más significativosque los brahmans (y también son brahmans); traducir, explicar y publicar Escrituras vaishnavas importantes para que las comprenda el público contemporáneo; implementar la visión de un maravilloso templo y ciudad espiritual en Mayapur; y, quizás lo más importante, cumplir con el deseo y la predicción de que los Santos Nombres y las enseñanzas  de Sri Krishna Chaitanya —la conciencia de Krishna—, se propagara por todo el mundo.

En 1885, Srila Bhaktivinoda Thakura escribió:

“El Señor Chaitanya no advino para liberar a sólo unos pocos hombres en la India. Más bien, su objetivo principal fue emancipar a todas las entidades vivientes de todos los países en todo el orbe y predicar el dharma eterno. El Señor Chaitanya afirma en el Sri Caitanya-bhagavata: ‘En cada país, ciudad y pueblo se cantará Mi nombre’. No cabe duda de que esta orden incuestionable se hará realidad… Aunque todavía no existe una sociedad pura de vaishnavas, las palabras proféticas del Señor Chaitanya se cumplirán en unos cuantos días…

“Muy pronto el sendero sin paralelo del hari-nama-sankirtana se propagará por todo el mundo… ¡Oh, el día en que los afortunados ingleses, franceses, rusos, alemanes y americanos tomarán banderas, mridangas y karatalas e iniciarán kirtana a través de sus calles y pueblos. ¿Cuándo llegará ese día?  ¡Oh, el día en que los occidentales de piel clara, desde un lado, cantando ‘¡Jaya Sacinandana ki jaya!’ extenderán los brazos y, abrazando a los devotos de nuestro país al otro lado, nos tratarán con sentimientos fraternales. ¿Cuándo será ese día?”.

En la leyenda de la foto de Bhaktivinoda en Las enseñanzas  del Señor Chaitanya, Srila Prabhupada lo describe como “el pionero del proyecto para bendecir al mundo entero con la conciencia de Krishna”; y se vio a sí mismo en ese esfuerzo como el humilde sirviente del Thakura, totalmente dependiente de su misericordia.

En una conversación en Mayapur en marzo de 1974, Srila Prabhupada, al oir un grupo cantando kirtana en el fondo, comentó que Srila Bhaktivinoda Thakura había deseado “que ‘europeos y estadounidenses vengan y dancen aquí con el canto de “¡Jaya Sacinandana, Jaya Sacinandana!”’ Eso se está realizando… Cuando ellos cantan y danzan, simplemente recuerdo a Bhaktivinoda Thakura. Eso es todo. Ruego a Bhaktivinoda Thakura: ‘Ahora han llegado para tomar refugio en ti. Bríndales protección’. Eso es todo. ¿Qué más puedo hacer? No puedo hacer nada más”.

Así, es por la misericordia de Srila Bhaktivinoda Thakura, que viene a través del parampara, a través de Srila Prabhupada, que se nos ha ocupado en el servicio devocional a Sri Chaitanya Mahaprabhu, a Sus devotos, Sus Santos Nombres, Sus enseñanzas  y Su divino dhama —Mayapur—.

En 1971, siendo un joven devoto en Calcuta, me acerqué a Srila Prabhupada y le dije: “He tratado de entender cuál es su deseo. Y dos cosas parecen agradarle más: la distribución de sus libros y la construcción del gran templo en Mayapur”. El rostro de Prabhupada se iluminó, abrió los ojos, sonrió y dijo: “Sí, lo has entendido”.

Yo no lo sabía entonces, pero ese deseo de un gran templo en Mayapur (e incluso de la distribución profusa de libros) vino de Thakura Bhaktivinoda. Él tuvo la visión de una ciudad resplandeciente con un maravilloso templo en el centro, en Mayapur. Y escribió:

eka adbhuta mandira ei haibe prakasa
gaurangera nitya-seva haibe vikasa

“Un sorprendente templo aparecerá y ocupará al mundo entero en el servicio eterno al Señor Caitanya” (Sri Navadvipa-MahatmyaParikrama Khanda, capítulo 4).

Después de mi intercambio de palabras con Srila Prabhupada, él pasó varios meses en Europa y Estados Unidos y luego volvió a Calcuta con un diseño para el gran templo. Y entretanto, Tamal Krishna Goswami había cumplido el largo y ferviente deseo de Prabhupada de adquirir un terreno en Mayapur. Pero había habido inundaciones en Mayapur, y allí las inundaciones pueden ser muy severas. Por lo que, aunque Prabhupada estaba tan entusiasmado con el proyecto y había luchado tanto para obtener el terreno en Mayapur, y había llevado personalmente los planes para el primer edificio allí, justo cuando nos encontrábamos en la cima de nuestro entusiasmo, planteó la interrogante: “¿Qué sucedería si el Ganges se desborda? ¿Qué sucedería con el templo, con el proyecto?”.

Entonces sugirió que no construyésemos el templo en Mayapur sino en Birnagar, el lugar de nacimiento de Bhaktivinoda —otra indicación de cuán importante era Bhaktivinoda Thakura para Prabhupada y para el mundo—.Posteriormente, Prabhupada nos llevó a la conclusión de que debíamos proceder con el proyecto en Mayapur. Y declaró: “Si todos vosotros construís este templo, Srila Bhaktivinoda Thakura vendrá personalmente y os llevará a todos de vuelta a Dios”.

Mediante su servicio empoderado, Srila Prabhupada ha puesto el refugio de Srila Bhaktivinoda Thakura a disposición de todos nosotros, y ahora nosotros también estamos “dedicados al sagrado servicio de Srila Saccidananda Srila Bhaktivinoda Thakura”. Rogamos y oramos para obtener el servicio devocional puro bajo sus pies de loto y para depender plenamente de su misericordia.

Giriraj Swami

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>