Monthly Archives: December 2013

VIHE Retiro del Santo Nombre, tarde de charla y kirtan, 23 de noviembre, Varsana, Vraja Mandala

11.23.13_Evening.Vdvn 1a“Para tener la fortaleza necesaria para ocuparnos en servicio devocional, debemos ocuparnos seriamente en cantar y escuchar acerca de Krishna. Es por eso que nos encontramos aquí, para profundizar nuestra relación con el Santo Nombre, que significa Krishna. Hay elementos técnicos: nuestra postura, nuestra pronunciación, nuestra mente, nuestro corazón. Pero cuando al cantar y escuchar se alcanza un cierto punto, uno puede sentir un sentimiento natural de compasión, y esa compasión se manifiesta en el esfuerzo para traer a otros a Krishna, para traer a otros a Vrindavan. Habiendo tenido la oportunidad de estar con Srila Prabhupada personalmente, sé que él sentía separación de Vrindavan. En una ocasión yo estaba con él en su habitación en Los Ángeles, y después de varias reuniones, se recostó en los bolsters de su asana y citó el verso de Narottama dasa Thakura: ‘visaya chadiya kabe suddha habe mana, kabe hama herabo sri-vrndavana: ¿Cuando renunciaré al disfrute material de los sentidos? ¿Cuándo se purificará mi mente? ¿Cuándo podré ver Vrindavan?’. Luego Srila Prabhupada añadió, quizá para que yo escuchara: ‘Por supuesto, no es visaya, material; es servicio a Krishna. Pero aún así, deseo ser liberado. Anhelo Vrindavan’. Así que no fue un pequeño sacrificio para Srila Prabhupada dejar Vrindavan. Y es por su sacrificio que estamos aquí”.

11.23.13_Evening.Vdvn 2 11.23.13_Evening.Vdvn 3 11.23.13_Evening.Vdvn 4 11.23.13_Evening.Vdvn 5

VIHE Retiro del Santo Nombre, día de 64 rondas, 23 de noviembre, Ter Kadamba, Vraja Mandala

11.23.13_01.TerKadamba“Es más importante cantar constantemente con sentimiento, escuchando claramente cada sílaba, que simplemente incrementar el número de rondas. Y por paradójico que parezca, en el día de 64 rondas, en cierto modo debemos olvidarnos de las sesenta y cuatro rondas. Debemos recordar más el cantar con sentimiento y devoción, y fácilmente podremos llegar a sesenta y cuatro rondas. Todo será muy fácil si cantamos con devoción, armonizando con esta hermosa atmósfera devocional. Aquí Rupa Gosvami, uno de los más grandes devotos y un habitante del mundo espiritual, espera para llevarnos de la mano hacia el mundo espiritual”. —Sacinandana Swami

11.23.13_02.TerKadamba11.23.13_03.TerKadamba11.23.13_04.TerKadamba11.23.13_05.TerKadamba

 

VIHE Retiro del Santo Nombre, día de kirtan, 22 de noviembre, Varsana, Vraja Mandala

11.22.13_01.Vdvn 11.22.13_02.Vdvn“De una manera u otra hemos sido llamados aquí a Vrindavan. Y podemos ver que hay algo maravilloso detrás de una delgada cortina. Ahora la pregunta, por supuesto, es cómo retirar la cortina. Y la respuesta es que no tenemos la capacidad para retirar la cortina. Pero cuando cantamos los nombres de Krishna de tal forma que llamamos seriamente, expresando un firme deseo de ver y servir detrás de la cortina, o cuando somos capaces de cantar con atención, tratando de desarrollar el humor de: ‘Por favor, acéptame. Por favor, permíteme servirte. Por favor, permíteme saborear la dulzura que se encuentra plenamente en este dhama’ —dado que el reino espiritual es tan evidente aquí, cuando cantamos con esa clase de atención, entonces es claro que la Pareja Divina y todos Su séquito, que se encuentran detrás de este fino velo, pueden escucharnos—”. —Bhurijana dasa

Kirtan por Giriraj Swami

Kirtan por Sacinandana Swami

Apreciando a Su Gracia Yamuna Devi, 16 de noviembre, Vrindavan

11.16.13_01.Yamuna_Vdvn11.16.13_02.Yamuna_Vdvn

 

 

 

 

 

“Sentí una verdadera amistad hacia Yamuna Devi, aparte de la primera vez que la vi, en la que sentí una actitud de gran reverencia hacia ella. ‘Ella es quien canta las oraciones Govindam. ¿Qué debo hacer? ¿Debo ofrecerle reverencias? ¿Cómo debo relacionarme con ella?’. Pero ella inmediatamente disipó todo eso. Dijo: ‘¡Jai! ¡Haribol!’ y me abrazó. Ésa fue la primera vez que la vi de adulta, a los dieciocho años. Ella tenía esa cualidad con todos nosotros los jóvenes que recibimos su asociación. No había formalidad, aunque al estar en su presencia inmediatamente uno se sentía muy grave, muy sobrio. Podía sentirse la gran profundidad de su carácter, su vida de sacrificio y servicio a Srila Prabhupada. No tenías que hablar de ello, podía sentirse, y por ello inmediatamente te ponías muy serio. Pero ella además tenía esa personalidad que era tan alegre, ligera y llena de humor. Nos invitó a su asociación tal como lo hace un amigo, y nos sentíamos muy cómodos”. —Jahnavi dasi

Kirtan por Madhava dasa