Reflexiones sobre Rama-navami

Rama-navamiSri Hanuman, un gran devoto con la forma de un mono, ora: “El Señor Sri Ramacandra no está apegado a nada de este mundo material, pues es la Suprema Personalidad de Dios, Vasudeva. Él es la Superalma a quien tanto aman todas las almas autorrealizadas, Su íntimo amigo. Él goza de plenitud en todo tipo de opulencias. …

“Con el Supremo Señor Ramacandra no se puede establecer una amistad basada en cualidades materiales, como el haber nacido en una familia aristocrática, la belleza personal, la elocuencia, una inteligencia aguda o pertenecer a una raza o nación superiores. Para hacer amistad con el Señor Sri Ramacandra no se requiere de ninguna de esas cualidades. De no ser así, ¿cómo es posible que nos haya aceptado como amigos a nosotros, habitantes incivilizados del bosque, que no venimos de cunas nobles y no poseemos belleza física ni sabemos hablar como caballeros?

“Por lo tanto, no importa si somos semidioses o demonios, hombres o criaturas de otro tipo, como animales o aves: todos debemos adorar al Señor Ramacandra, la Suprema Personalidad de Dios, que aparece en la Tierra con forma humana. Para adorar al Señor no se necesitan grandes austeridades ni penitencias, pues Él acepta el servicio del devoto y Se satisface con ese servicio, por insignificante que sea. Esa satisfacción del Señor es el éxito del devoto. En verdad, el Señor Sri Ramacandra llevó a todos los devotos de Ayodhya de regreso al hogar, de vuelta a Dios [Vaikuntha].” (Srimad-Bhagavatam 5.19.6-8)

En su significado, Srila Prabhupada explica: “El Señor Sri Ramacandra es tan bueno y misericordioso con Sus devotos que, sean o no humanos, Se satisface fácilmente con cualquier pequeño servicio que Le ofrezcan. Ésa es la ventaja especial de la adoración del Señor Ramacandra; lo mismo ocurre cuando se adora al Señor Sri Caitanya Mahaprabhu. El Señor Krsna y el Señor Ramacandra, en Su papel de ksatriyas, a veces mostraban Su misericordia matando asuras, pero el Señor Sri Caitanya Mahaprabhu otorgaba amor por Dios sin ningún tipo de dificultad, incluso a los asuras. Todas las encarnaciones de la Suprema Personalidad de Dios, y en especial el Señor Ramacandra, el Señor Krsna y, más tarde, el Sri Caitanya Mahaprabhu, liberaron a muchas de las entidades vivientes de Sus respectivas épocas, prácticamente a la totalidad;…”

Y ¿qué se puede decir de quienes no estuvieron presentes ante Ellos, ante Sri Caitanya Mahaprabhu? La respuesta nos es revelada en el Sri Caitanya-caritamrta (Antya 2.13-14):

“Como los habitantes de algunas regiones del universo no habían podido verle, Sri Caitanya Mahaprabhu, para liberarles, entró personalmente en el cuerpo de algunos devotos puros. De ese modo dotó de poder a ciertos seres vivientes [Sus devotos puros], manifestando en ellos Su propia devoción, de tal manera que, con sólo verles, la gente de todos los demás países se volvían devotos.”

Srila Prabhupada detalla en su significado: “Como se afirma en el Caitanya-caritamrta (Antya 7.11):

kali-kalera dharma—krsna-nama-sankirtana
krsna-sakti vina nahe tara pravartana

Sin el poder de la Suprema Personalidad de Dios, Sri Caitanya Mahaprabhu, no es posible propagar los santos nombres del maha-mantra Hare Krsna por el mundo. Las personas que lo hacen están dotadas de poder. Por esa razón, a veces se les califica de avesa-avataras, encarnaciones dotadas de poder, pues están dotadas del poder de Sri Caitanya Mahaprabhu.”

Es sólo por la misericordia sin causa del Señor Ramacandra, el Señor Krsna, y especialmente de Sri Caitanya Mahaprabhu y Su representante empoderado Srila Prabhupada, que criaturas como nosotros pueden ser liberadas y ocupadas en el servicio devocional (bhakti-yoga), y en saborear y distribuir su divina y sublime misericordia.

Hare Krsna, Hare Rama.

Vuestro en el servicio,
Giriraj Swami

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>