Cuanto más nos volvemos el sirviente del sirviente, más saboreamos el servicio devocional, 11 de mayo, Dallas

SP krishna-balarama-arati (1)Giriraj Swami leyó y habló del Srimad-Bhagavatam 3.11.54.

“El principio básico de la adoración a la Deidad es que uno debe entender que es el eterno sirviente del Señor Supremo. Aquel que es adicto a la complacencia sexual, que se identifica neciamente con el cuerpo material externo, no puede cambiar la concepción de sí mismo de ser el disfrutador a la de ser disfrutado. Tal persona interpreta que la palabra tan-mayam significa que él es tanto el adorador como el adorado. Sri Jiva Goswami Prabhupada ha escrito en el Durga-sangamani, su comentario del Bhakti-rasamrta-sindhu de Sri Rupa Goswami Prabhu, que ahangrahopasana es la identificación errónea burda de uno mismo como el Supremo, quien en realidad es nuestro eterno refugio. Los seis Goswamis han aclarado este punto repetidamente. Pero las personas de escasa inteligencia dentro de la comunidad prakrta-sahajiya son influenciadas por las falsas ideas de los filósofos mayavadis, y así exponen la errónea concepción de que el adorador se convierte en el refugio supremo. Esta fantasía es un aparadha, una ofensa contra el Señor. Por tanto, la palabra tan-maya en este verso no debe entenderse ofensivamente como que el adorador llega a ser igual al objeto de su adoración eterna.” (Srimad-Bhagavatam 11.03.54, significado)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>