Nrsimha-caturdasi por la tarde, 20 de mayo, Houston

Nrsimhadeva_ May 20, HoustonRadhanath Swami y Giriraj Swami hablaron durante el programa de la tarde.

“Prahlada Maharaja dijo: ‘Mi querido Señor, ¡oh, Suprema Personalidad de Dios!, por haberme relacionado con los deseos materiales, que se sucedían uno tras otro, poco a poco me fui hundiendo en un pozo oculto lleno de serpientes, siguiendo los pasos de la gente. Sin embargo, Tu sirviente Narada Muni tuvo la bondad de aceptarme como discípulo y me enseñó la manera de alcanzar esta posición trascendental. Mi primer deber, por lo tanto, es servirle. ¿Cómo podría yo abandonar su servicio?’. (Srimad-Bhagavatam 07.9.28) Prahlada le habló al Señor Nrismhadeva cara cara, recordando sin embargo a su maestro espiritual, que le había salvado. Srila Prabhupada citó este verso con un sentimiento de servicio a su maestro espiritual. Y nosotros los seguidores en la línea de Srila Prabhupada, tenemos el mismo sentimiento. ¿Cómo podríamos dejar su servicio?

“Otros versos que Prahlada oró al Señor Nrismhadeva también ejemplarizan el sentimiento de Srila Prabhupada. Prahlada oró:

naivodvije para duratyaya-vaitaranyas 
tvad-virya-gayana-mahamrta-magna-cittah 
soce tato vimukha-cetasa indriyartha- 
maya-sukhaya bharam udvahato vimudhan

‘¡Oh, joya entre las grandes personalidades!, no siento el menor temor de la existencia material, pues allí donde me encuentre estoy completamente absorto en pensar en Tus glorias y actividades. Mi única preocupación son los necios y sinvergüenzas que elaboran complicados planes para alcanzar la felicidad material y mantener a sus familias, sociedades y países. Me preocupan porque siento amor por ellos.’ (Srimad-Bhagavatam 07.9.43) Y:

prayena deva munayah sva-vimukti-kama 
maunam caranti vijane na parartha-nisthah 
naitan vihaya krpanan vimumuksa eko nanyam 
tvad asya saranam bhramato ‘nupasye

‘Mi querido Señor Nrsimhadeva, veo que, ciertamente, hay muchas personas santas, pero su único interés es su propia salvación. Sin preocuparse de las grandes ciudades y pueblos, se retiran a los Himalayas o al bosque y hacen votos de silencio [mauna-vrata] para meditar. No tienen interés en salvar a los demás. Yo, por mi parte, no deseo liberarme solo, dejando aquí a todos estos pobres necios y sinvergüenzas. Sé que sin conciencia de Krsna, sin refugiarse en Tus pies de loto, no se puede ser feliz. Por esto deseo llevarles de nuevo al refugio de Tus pies de loto.’ (Srimad-Bhagavatam 07.9.44) Ése era el mismo sentimiento que tenía Srila Prabhupada.”

—Giriraj Swami

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>