Ofrenda de Vyasa-puja — Plena fe: nuestro mayor tesoro

sp-gs-juhu-beach-fathers-daySrila Prabhupada e ISKCON después de cincuenta años

El discípulo de Srila Prabhupada Dhananjaya Dasa me contó que en su iniciación Srila Prabhupada dijo: “Dhananjaya significa ‘que obtiene riquezas’”, y añadió, moviendo los brazos alrededor suyo: “El dinero está volando en todas las direcciones —sólo tienes que aprender el arte de obtenerlo—”.

A la mañana siguiente, Dhananjaya hizo una pregunta relacionada con un significado que había leído en el Srimad-Bhagavatam de Prabhupada (1.12.33):

Maharaja Marutta: . . . Él celebró un sacrificio llamado Sankara-yajna mediante el cual el Señor se satisfizo tanto, que tuvo el agrado de dejarlo a cargo del pico de oro de una montaña. Ese pico de oro se encuentra en alguna parte de los montes Himalaya, y los aventureros modernos pueden ir ahí a tratar de buscarlo.”

“Srila Prabhupada”, dijo Dhananjaya, “¿Es cierto que existe un pico de oro macizo en los montes Himalaya?”.

“Sí, ese pico existe.”

“¿Usted sabe dónde está?”.

“¿Por qué quieres saberlo?”, Preguntó Prabhupada.

Dhananjaya percibía que a ISKCON no le estaba yendo bien económicamente, y dijo: “Si usted me dijera donde está, conseguiría un morral y un martillo y un cincel especiales y subiría a la cima de esa montaña, extraería oro, llenaría la mochila, descendería, y entonces podríamos utilizar ese oro en el servicio de Krsna. Por eso, ¿me diría usted dónde se encuentra el pico de esa montaña?”.

“No”, respondió Prabhupada.

“¿Por qué no?”, preguntó Dhananjaya.

“Sería demasiado controvertido”, dijo Prabhupada. Y añadió: “En realidad, más valioso que el oro son los devotos. Debes hacer devotos”.

Dhananjaya tomó esa instrucción muy en serio y siempre ha procurado hacer devotos —y junto con hacer devotos, conservarlos—. Naturalmente, si obtenemos alguna riqueza, no deseamos perderla, queremos preservarla e incrementarla.

Como escribió Srila Prabhupada: “Es mejor conservar a los devotos que tratar de convencer a otros para que se hagan devotos. Es deber del GBC conservar a los devotos, mantenerlos en el más alto nivel de conciencia de Krishna, brindarles toda buena instrucción, y que ellos salgan a predicar para hacer más devotos. Tu tarea principal debe ser asegurarte de que cada uno de los devotos en tu zona esté leyendo nuestras Escrituras trascendentales regularmente y analizando seriamente los temas desde diferentes puntos de vista. Y de que, de alguna manera, estén absorbiendo el conocimiento de la filosofía de la conciencia de Krishna. Si reciben una plena formación en nuestra filosofía y pueden obtener todo el conocimiento y estudiarlo desde todo punto de vista, muy fácilmente realizarán tapasya y renunciación, y así progresarán en la conciencia de Krishna. Entonces, lo primero es instruir a todos tus presidentes de templo y a los demás devotos a que lean todos los días, como hemos hecho en nuestra clase matutina en Los Ángeles. . . leyendo un sloka en sánscrito todas las mañanas y recitándolo todos juntos, y luego explicándolo en profundidad, tratando diferentes aspectos. Así que introduce este sistema y entrena a los devotos primero. Por el momento no te preocupes demasiado por los no devotos. Ahora debemos establecer firmemente el conocimiento de la conciencia de Krishna en los devotos que tenemos; entonces tendremos éxito. ¿Qué sentido tiene tener muchos, muchos devotos si ninguno de ellos tiene conocimiento?”. (Carta a Satsvarupa, 16 de junio de 1972)

En el mismo sentido, Srila Prabhupada escribió: “Es mi deseo que especialmente vosotros los líderes os empapéis de la filosofía de la Bhagavad-gita y el Srimad-Bhagavatam, y que estéis totalmente convencidos y libres de toda duda. Así podréis continuar el trabajo de manera satisfactoria; pero si existiera una falta de conocimiento, u olvido, todo se echaría a perder con el tiempo. Así que, en especial, debéis alentar a los estudiantes a que lean nuestros libros durante el día tanto como sea posible, y darles buenos consejos para entender los libros, e inspirarlos a que estudien las cosas desde todos los puntos de vista. La verdad es que por ocupar constantemente nuestras lenguas en el servicio del Señor, ya sea hablando de Su filosofía o cantando Hare Krishna, el propio Krishna se revelará a nosotros y entenderemos cómo hacer todo correctamente. Ahora tenemos muchos estudiantes y muchos templos, pero temo que si nos expandiéramos demasiado de este modo, nos debilitaríamos y con el tiempo todo se perdería. Al igual que la leche, podemos aumentar cada vez más agua para engañar al cliente, pero al final dejará de ser leche. Es mejor hervir la leche vigorosamente y hacerla espesa y dulce, ése es el mejor proceso. Así que concentrémonos en educar a fondo a nuestros devotos en el conocimiento de la conciencia de Krishna, a través de nuestros libros y casetes, constantemente hablando de ello e instruyéndoles de diversas maneras en los conceptos correctos”. (Carta a Hansaduta, 22 de junio de 1972)

Srila Prabhupada tiene un discípulo llamado Tusta Krsna Dasa, que había sido un seguidor de Sai en Hawai y se había unido a ISKCON cuando Sai, junto con otros seguidores, habían ido a entregarse a Srila Prabhupada. Prabhupada inició a Sai con el nombre de Siddhasvarupa Dasa, y Tusta Krsna con el tiempo fue a servir en Bombay, donde conoció y trató con el Sr. Nair, quien posteriormente trató de engañar a Srila Prabhupada y cometió muchas graves ofensas contra él, las Deidades de Sri Sri Radha-Rasabihari y los devotos. En respuesta a una carta de Tusta Krsna, Prabhupada escribió:

“A tu siguiente pregunta: ¿un devoto permanece para siempre con su maestro espiritual después de salir de este mundo material? La respuesta es sí; pero creo que tienes alguna idea equivocada a este respecto. Hablas del devoto puro, que es saktyavesa avatara, que sólo debemos obedecerle a él —éstas son ideas incorrectas—. Si alguien piensa así, que sólo se debe obedecer a un devoto puro y a nadie más, significa que es un insensato. Aconsejamos que todos se traten mutuamente como Prabhu. Prabhu significa maestro, así que ¿por qué desobedecer al maestro? Otros también son devotos puros; todos mis discípulos son devotos puros. Todo aquel que sinceramente preste servicio al maestro espiritual es un devoto puro; puede ser Siddhasvarupa u otros, a-Siddhasvarupa [en sánscrito el prefijo a significa “no”]. Esto debe ser claramente explicado. No es que sólo vuestro Siddhasvarupa es un devoto puro y otros no lo son; no hagáis una facción. Siddhasvarupa es una buena alma; pero no hay que causar confusión para otros. Quien quiera que se entregue al maestro espiritual es un devoto puro, no importa si es Siddhasvarupa o no es Siddhasvarupa. Entre nosotros debemos respetarnos mutuamente como Prabhu —maestro—. Cuando hacemos distinciones, éste es un devoto puro, éste no es un devoto puro, significa que somos insensatos. ¿Por qué quieres estar en el cielo espiritual sólo con Siddhasvarupa? ¿Por qué no con todos? Si Siddhasvarupa puede ir, ¿por qué no todos? Siddhasvarupa irá, tú irás, Syamasundara irá, todos los demás irán. Allí tendremos otro ISKCON. Por supuesto, el Sr. Nair debe quedarse.” (Carta a Tusta Krisna, 14 de diciembre de 1972)

Otro ISKCON en el cielo espiritual, ¿cómo será? El planeta espiritual supremo tiene diferentes secciones. En una, se están llevando a cabo los pasatiempos de Sri Krsna Caitanya, y en otro, los pasatiempos del Señor Krsna. “Este movimiento para la conciencia de Krsna es para acercarse a Radha-Krsna”, dijo Srila Prabhupada, “para relacionarnos con el Señor Supremo en Su danza de placer sublime. Ése es el objetivo de la conciencia de Krsna, . . . entrar en el grupo de baile de Radha-Krsna”. (Charla sobre la canción Nitai-Pada-Kamala, 21 de diciembre de 1968, Los Ángeles)

Después de decir en su carta a Tusta Krsna que tendremos otro ISKCON en el mundo espiritual, Srila Prabhupada añadió: “Y si alguien no va, tendré que volver para  llevarlo allí”. En otras palabras, cada uno de los seguidores de Srila Prabhupada está destinado a encontrarse con él en el mundo espiritual y a servirle eternamente. Y cuando nos reunamos con él, encontraremos que sus otros seguidores también están allí, y por tanto las relaciones entre nosotros también son eternas, a través de Srila Prabhupada.

Posteriormente, otro de los discípulos de Srila Prabhupada, Upendra Dasa, le escribió: “Hay ocasiones en que tomo todas mis relaciones dentro de ISKCON y las alegrías y dificultades como si fuera un sueño. Recuerdo la vez que usted me explicó que no hay realidad en este mundo, salvo el nombre de Dios y el servicio a Él. En el Srimad-Bhagavatam también he leído que todo lo que tiene que ver con el pasado, el presente y el futuro es sólo un sueño. Estoy entendiendo que: ‘Incluso estas relaciones como con mi esposa, mis hijos, o mis amigos o hermanos espirituales cercanos en conciencia de Krsna, ISKCON, son como ramas que se juntan en un arroyo, para ser separadas con el tiempo, pero que llegan al mismo fin, krsna-bhakti, de vuelta a casa, o al océano —que todavía son parte de este pasado, presente y futuro de la naturaleza de medición; aunque el servicio devocional y los sentimientos en él se desarrollan o duran eternamente—’. Se planteó que ‘No, nuestras relaciones formadas aquí en ISKCON son eternas en sí mismas, además del servicio; que a ISKCON y a nosotros los miembros se nos conocerá allí tal como se nos conoce ahora’. No pude respaldar esto con las Escrituras, y se lo presento a usted para no cometer una ofensa y equivocarme”.

Srila Prabhupada respondió: “En cuanto a tu pregunta respecto a si las relaciones entre los devotos son eternas, la respuesta es ‘sí’. Esto lo confirma Sri Narottama dasa Thakura: cakhu-dan dilo yei, janme janme prabhu sei, ‘Él es mi Señor nacimiento tras nacimiento’. Debes entenderlo estudiando cuidadosamente la filosofía”. (Carta a Upendra, 7 de enero de 1976)

En una ocasión, en la apertura de un banco, Srila Prabhupada citó el dicho “el dinero atrae dinero”, que la riqueza atrae riqueza. Pero ¿de dónde proviene la riqueza original, los devotos en ISKCON?

El Sri Caitanya-caritamrta (Antya 2.6) explica el sentimiento y el método de Sri Caitanya Mahaprabhu: ‘loka nistariba’—ei isvara-svabhava, “‘Yo liberaré a las almas caídas’; esta afirmación caracteriza a la Suprema Personalidad de Dios”. Unos versos más adelante (Antya 2.13-14), encontramos una descripción de Su método para liberar a las personas que no podían verle personalmente:

a-saba tarite prabhu sei saba dese
yogya-bhakta jiva-dehe karena ‘avese’ 

ei jive nija-bhakti karena prakase
tahara darsane ‘vaisnava’ haya sarva-dese

“Como los habitantes de algunas regiones del universo no habían podido verle, Sri Caitanya Mahaprabhu, para liberarles, entró personalmente en el cuerpo de algunos devotos puros. De ese modo dotó de poder a ciertos seres vivientes (Sus devotos puros), manifestando en ellos Su propia devoción, de tal manera que, con sólo verles, la gente de todos los demás países se volvían devotos.”

Este pasaje describe cómo el Señor Caitanya dotó de poder a Srila Prabhupada, quien explica este principio en su significado:

“Como se afirma en el Caitanya-caritāmṛta (Antya 7.11):

kali-kalera dharma—krsna-nama-sankirtana
krsna-sakti vina nahe tara pravartana

Sin el poder de la Suprema Personalidad de Dios, Sri Caitanya Mahaprabhu, no es posible propagar los santos nombres del maha-mantra Hare Krsna por el mundo. Las personas que lo hacen están dotadas de poder. Por esa razón, a veces se les califica de avesa-avataras, encarnaciones dotadas de poder, pues están dotadas del poder de Sri Caitanya Mahaprabhu.”

A los primeros devotos de ISKCON los inspiró y ocupó en servicio Srila Prabhupada —o Sri Caitanya Mahaprabhu a través de Srila Prabhupada—. Y siguiendo los pasos de Caitanya Mahaprabhu, Prabhupada manifiestó el mismo sentimiento: loka nistariba —“Yo liberaré a las almas caídas”—.

En nuestra línea, en ISKCON, nos corresponde recibir misericordia y distribuirla, saborear la conciencia de Krsna y compartirla con los demás —por la gracia de Sri Sri Guru y Gauranga—.

Para distribuir la misericordia y el mensaje de Sri Caitanya Mahaprabhu, Srila Prabhupada tradujo numerosos libros, con plena fe en su maestro espiritual, Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur —y Sriman Mahaprabhu—. Él escribio:

“Cabe reconocer que todo el trabajo de traducción que he realizado es mediante la inspiración de mi maestro espiritual, porque personalmente soy insignificante e incompetente para  realizar este tarea materialmente imposible. No me considero un gran erudito, pero tengo plena fe en el servicio a mi maestro espiritual, Su Divina Gracia Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur. Si hay algún mérito en mis actividades de traducción, todo se debe a Su Divina Gracia. . . . A él le complacía mucho que se publicaran muchos libros para difundir el movimiento para conciencia de Krsna. Por lo tanto nuestra asociación, la Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna, se ha formado para llevar a cabo la orden de Sri Caitanya Mahaprabhu y de Su Divina Gracia Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur.” (Caitanya-caritamrta, palabras conclusivas)

En 1971, uno de nuestros primeros miembros vitalicios en Calcuta, Shyamsunder Maheshwari, se acercó a Srila Prabhupada cuando, por casualidad, yo me encontraba en la habitación. Y dijo: “Muchas organizaciones espirituales comienzan bien en presencia del fundador, pero después de que el fundador fallece, las instituciones se desintegran debido a que los seguidores se pelean por los bienes materiales de la institución. ¿Qué pasará con ISKCON después de que usted se vaya?”.

Srila Prabhupada respondió: “Eso no sucederá en ISKCON, porque estos jóvenes de Estados Unidos y Europa han tenido suficiente opulencia material y disfrute antes de llegar a la conciencia de Krsna. De hecho, han renunciado a sus riquezas y comodidades materiales para unirse a ISKCON, así que no van a pelear por esas cosas”.

En 1973, Srila Prabhupada fue el invitado de honor para asistir a una serie de conferencias y debates que se realizarían en el Bharatiya Vidya Bhavan en Girgaum Chowpatty, en el sur de Bombay, sobre el tema de cómo la Bhagavad-gita puede resolver los problemas del mundo. La Presidenta del Bharatiya Vidya Bhavan, Lilavati Munshi, estaba deseosa de conocer a Prabhupada, y extendió una invitación personal para que él se reuniera con ella antes de la conferencia para tomar té en la biblioteca de sus oficinas, también en el edificio Bhavan. Y así, Srila Prabhupada, acompañado de Syamasundara, Srutakirti, y yo, fue a reunirse con la Sra. Munshi.

Varios otros presentadores —sadhus, swamis y figuras políticas— y otras personas importantes también estaban presentes para conocer a Srila Prabhupada, pero incluso en este grupo de estimados líderes, todos aceptaron a Prabhupada como el líder.

En cuanto Prabhupada hubo tomado asiento, todos empezaron a elogiarlo por la maravillosa labor que había hecho en la difusión de la cultura de la India por todo el mundo. La Sra. Munshi en particular estaba asombrada por el éxito de Prabhupada. “¿Cómo lo hizo?”, le preguntaba. “¿Cómo consiguió que se afeiten la cabeza? ¿Cómo hizo para que vistan dhotis y kurtas y usen tilaka? ¿Cómo consiguió que las muchachas vistan saris?”. Prabhupada explicó que aunque había habido muchas ediciones de la Bhagavad-gita, no se había presentado “tal como es” y no había habido ningún programa para enseñar a los estudiantes a seguir sus principios. Pese a que había muchas ramas e instituciones del Bharatiya Vidya Bhavan, tanto dentro como fuera de la India, y aunque se estaban difundiendo libros, no había un programa para formar a los jóvenes para que se conviertan en seguidores de la cultura védica. Los libros eran necesarios, y también era necesaria la formación. Y él había dado ambas cosas.

Luego la Sra. Munshi trajo a colación un punto que estaba en la mente de muchas personas. Dijo: “En muchos casos, cuando el fundador de una misión está presente, la misión es muy exitosa, ésta florece y prospera; pero después de que el fundador se va, las cosas se deterioran. Así que, ¿cuál será el futuro de su movimiento después de que usted se vaya?”.

“El futuro de mi misión es muy brillante”, respondió Srila Prabhupada, “siempre que mis discípulos sigan mis instrucciones. Como Gandhi, el tenía diversos programas, pero después de que se fue, sus seguidores cambiaron todo. Él quería que hubiera organización en los pueblos, él quería que la economía se basara en la agricultura; y después de que se fue, Nehru y otros cambiaron todo el programa. Ellos querían industrializar a la India e imitar a Occidente. Así que él tenía su programa, pero después de que se fue, sus supuestos seguidores cambiaron todo y todo se arruinó. Del mismo modo, si me voy y mis seguidores cambian lo que yo he dado, ¿qué puedo hacer?”. Al decir esto, hizo un llamado a nosotros sus seguidores a afrontar la responsabilidad de permanecer fieles a sus instrucciones.

La conciencia de Krsna, o bhakti-yoga, comienza —y progresa— con la fe (adau sraddha). Esta sraddha, fe y atracción, madura y se intensifica llegando a prema, amor puro por Dios, y finalmente a maha-bhava, la etapa más elevada de amor extático por Krsna.

ISKCON está construido sobre los cimientos de la fe de Srila Prabhupada en su Guru Maharaja y en Krsna:

 yasya deve para bhaktir
yatha deve tatha gurau
tasyaite kathita hy arthah
prakasante mahatmanah

“Sólo a aquellas grandes almas que tienen fe implícita tanto en el Señor como en el maestro espiritual, se les revela automáticamente todos los significados del conocimiento védico.” (Svetasvatara Upanisad 6.23)

La fe de Srila Prabhupada en su maestro espiritual y en Sri Caitanya Mahaprabhu se manifiesta en todos los aspectos de ISKCON, y es la causa de que ésta sea exitosa. Él escribió: “Nosotros nos hicimos cargo de la misión de Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura y Bhaktivinoda Thakura de predicar el culto de Caitanya Mahaprabhu por todo el mundo bajo la protección de todos los acaryas predecesores, y podemos ver que nuestra humilde tentativa ha tenido éxito. . . . ‘A aquel que tiene una fe firme en las palabras del maestro espiritual y en las de la Suprema Personalidad de Dios, se le revela el secreto del éxito en el conocimiento védico.’ El movimiento para la conciencia de Krsna se está propagando siguiendo este principio y, por tanto, nuestra labor de prédica sigue adelante con éxito, a pesar de los muchos impedimentos que nos oponen demonios antagonistas, porque tenemos la ayuda positiva de nuestros acaryas anteriores…. El éxito del grupo de ISKCON, la Asociación Internacional para la Conciencia de Krsna, que sigue estrictamente a guru y Gauranga, aumenta a diario por todo el mundo. Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura quería editar tantos libros como fuera posible y distribuirlos por todo el mundo. A este respecto, hemos hecho todo lo que hemos podido, y estamos obteniendo unos resultados que superan todo lo que esperábamos.” (Caitanya-caritamrta, Adi 12.8, significado)

Y en su último año con nosotros, Srila Prabhupada explicó: “Ahora, lo diré de mi vida práctica . . . No es orgullo. En realidad, todo el mundo sabe que mi Guru Maharaja tenía miles de discípulos. Así que de miles de discípulos, yo tengo un poco de éxito. Todos lo saben. ¿Por qué? Porque creí firmemente en las palabras de mi guru. Eso es todo. Puede haber muchos otros hermanos espirituales, tal vez muy eruditos y muy avanzados, favorecidos, sea la que fuere. . . . Por lo que a veces me pregunto ¿por qué esto maravilloso me ha pasado a mí? Entonces busco y lo único que encuentro es que creeo ciento por ciento en las palabras de mi maestro espiritual. Eso es todo, nada más. Guru-mukha-padma-vakya, cittete koriya aikya, ara na koriho mane asa. No penséis tonterías; simplemente llevad a cabo lo que vuestro guru ha dicho. Eso es tener éxito”. (Conversación, Bhubaneswar, 28 de enero de 1977)

La fe en Srila Prabhupada y en su línea es nuestro mayor tesoro. Si la perdiéramos, entonces todo estaría perdido. En la misma conversación en Bhubaneswar, un discípulo citó la traducción de guru-mukha-padma-vakya, cittete koriya aikya: “Mi único deseo es tener mi conciencia purificada por las palabras que emanan de su boca de loto”. Y Prabhupada dijo: “Entonces uno está a salvo; y tan pronto como especula, está acabado. Así que no lo hagáis. Yasya deve para bhaktir yatha deve tatha gurau, tasyaite kathita. Éste es el secreto del éxito espiritual”.

Tan sólo puedo rogar que yo pueda desarrollar esa fe, y que pueda permanecer en la asociación de devotos que tienen esa fe, ya sea en este o en ese reino, en ISKCON aquí o en el mundo espiritual.

Hare Krsna.

Un eterno aspirante a sirviente de Srila Prabhupada,

Giriraj Swami

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>