Monthly Archives: June 2018

Una obra maestra espiritual

Prabhupada-dictating-close Todos los días durante el auspicioso mes de Purusottama, leo el decimoquinto capítulo de la Bhagavad-gita, «Purusottama-yoga» — «El Yoga de la Persona Suprema», en el que el séptimo verso es uno de los más significativos.

mamaivamso jiva-loke 
jiva bhutah sanatanah
 
manah sasthanindriyani
 
prakrti-sthani karsati

«Las entidades vivientes de este mundo condicionado son Mis partes fragmentarias eternas. Debido a la vida condicionada, están luchando muy afanosamente con los seis sentidos, entre los que se incluye la mente».

Considero que el significado de Srila Prabhupada es meticuloso y profundo —una obra maestra espiritual y la obra de un genio—, y es mi deseo que otros devotos puedan asimismo contemplar su liberadora profundidad y belleza.

Hare Krishna.

Vuestro en el servicio,
Giriraj Swami

 

Recordando a Srila Prabhupada, 26 de mayo, habitaciones de Prabhupada, Nueva Dvaraka, Los Ángeles

SP_QuartersGiriraj Swami habló a amigos y devotos en las habitaciones de Srila Prabhupada.

«Srila Prabhupada hablaba de formar un partido político. Había un movimiento en Estados Unidos basado en que el gobierno no debería tener el eslogan “En Dios confiamos” en los billetes y en otras partes, porque ¿y los estadounidenses que no creían en Dios? Así, Prabhupada dijo que debemos capturar el poder antes de que lo eliminen. Y algunos de sus discípulos formaron el partido “En Dios confiamos”».

Visitantes de Israel

GS Rohini nandanaMi discípulo Rohini-nandana Dasa, de Israel, quien ha ayudado enormemente con mi libro sobre Srila Prabhupada y Juhu, y su esposa Vrinda Devi Dasi, discípula de Bhurijana Prabhu (ella tomó la fotografía), han venido a pasar ocho días con nosotros en Carpintería. Estamos disfrutando de su asociación y esperamos volver a tenerla cada vez que el tiempo y las circunstancias —y la misericordia de Srila Prabhupada y Sri Chaitanya Mahaprabhu— lo permitan. Tanto ellos como otros devotos están prestando un invaluable servicio a Sri Guru y Gauranga en Israel.

Hare Krishna.

Vuestro en el servicio,
Giriraj Swami

Las cualidades del devoto

SP graveEn una charla del Srimad-Bhagavatam 2.3.13, el 30 de mayo de 1972 en Los Ángeles, Srila Prabhupada habló acerca de las cualidades del devoto, y me impresionó lo siguiente:

El devoto es compasivo y amigable. «Compasivos; debemos ser muy compasivos. Cuando nuestros compañeros caen enfermos, debemos brindarles cuidado y ayuda. Algunas veces caemos enfermos porque, después de todo, tenemos este cuerpo. Así que debemos ser compasivos; y amigables, amigos de todos. Krishna es el amigo de todos, suhrdam sarva-bhutanam [Gita 5.29], por ello, si somos representantes de Krishna: “¿Cómo podemos ser enemigos de alguien? Debemos ser amigables”».

El devoto es grave. «“Grave” significa que no dice tonterías. No habléis tonterías, no perdáis el tiempo. Si tenéis tiempo, cantad Hare Krishna, pero no habléis tonterías. Eso se llama gravedad, grave».

El devoto está satisfecho —y entregado a Krishna—. «Satisfecho en cualquier situación. No es que “tengo que tener todas estas cosas, entonces estaré satisfecho. De lo contrario, me iré del templo”. No, esto no es una cualificación vaishnava. Debéis vivir con los devotos, incluso si no estáis satisfechos. Debéis estar satisfechos en cualquier situación. Porque, tan pronto como abandonáis esa compañía, os volvéis nuevamente deshonestos, otra vez demonios. Al menos estaréis a salvo si mantenéis la compañía de los devotos. Satam prasangan mama virya-samvidah [SB 3.25.25]. Si abandonáis esa compañía, os volvéis nuevamente deshonestos y demonios. Por lo tanto, debéis estar satisfechos, en cualquier situación. “Todo lo que Krishna ha dado, está muy bien”. Satisfechos.

»Entregado a Krishna. Esa satisfacción sólo puede lograrse cuando uno se entrega completamente a Krishna. Si me he entregado a Krishna, Krishna se ha hecho cargo de mí. Krishna dice: aham tvam sarva-papebhyo moksayisyami [Gita 18.66], entonces ¿para qué molestarme? Cuando pensamos “Estoy sufriendo”, eso también es la gracia de Krishna y debemos tomarlo así. Incluso cuando consideramos que nos encontramos en una situación de aparente sufrimiento, debemos aceptarlo como la gracia de Krishna: “Me he entregado a Krishna. Si Krishna me está dando sufrimiento, está bien”. Eso es entrega. “Me he entregado a Krishna, ¿y ahora Krishna me está dando sufrimiento? Oh, abandona la conciencia de Krishna” —eso no es entrega—. Entrega significa que continúas entregado en cualquier situación. Eso es entrega. No es que pongo mis propias condiciones, y si las cumples, entonces yo… Eso es un negocio; eso no es entrega. Entrega significa estar completamente entregado a Krishna en cualquier situación».

Oro que pueda imbuirme de las instrucciones de Srila Prabhupada —y seguir su ejemplo—.

Hare Krishna.

Vuestro en el servicio,
Giriraj Swami

Recordando a madre Arca-vigraha, una devota como un cisne

Arca vigraha 2En este día, hace veinticuatro años, madre Arca-vigraha falleció en Vrindavan, y en honor a la ocasión comparto la siguiente remembranza escrita por Raghava Pandit das:

Cuando pienso en la madre Arca y sus innumerables buenas cualidades, recuerdo las instrucciones de Srila Prabhupada a uno de sus discípulos: “Hazlo con entusiasmo, con la entereza de un inglés y el corazón de una madre bengalí”. Tuve la fortuna de ver ambos lados en ella —su afecto y entereza— en su búsqueda de la excelencia.

La conocí unos días antes del primer festival de Ratha-yatra en Durban, mientras ella pintaba cisnes en la carroza. Nos habían dicho que era una artista famosa en Sudáfrica, Aileen (Angel) Lipkin, por lo que me interesé en verla trabajando. Me dirigí al taller provisional, me paré a unos cinco metros de la carroza y la observé trabajar. Me maravillé de su perfección, de su habilidad para controlar el pincel y de sus manos firmes. Pude ver que el arte era el centro de su vida, que probablemente se despertaba y se iba a dormir pensando en ello.

Era tarde en la noche, y no había muchos devotos alrededor. Una de las primeras cosas que me impresionó fue que estaba totalmente absorta en su servicio. Me recordó a cuando Arjuna alcanzó con su flecha el ojo del pájaro que su maestro Drona había colocado en el árbol. Cuando el maestro le preguntó si había visto el árbol o el cielo antes de disparar, Arjuna respondió que solo había visto el ojo del pájaro. Sentí que, del mismo modo, madre Arca solo veía el cisne que estaba pintando, y nada más.

Cuando su meditación se interrumpió, se dio cuenta de que yo estaba allí de pie y me recibió con una hermosa sonrisa. Mi corazón duro se suavizó con su simple sonrisa. Ella era una persona hermosa, una persona angelical, pero cuando sonreía, lo era aún más.

“Esos son cisnes perfectos, y haces que parezca fácil pintarlos”, dije.

“Están hermosos, ¿verdad?”, respondió. “¿Te gustaría intentar pintar uno?”.

“No quiero arruinar tu trabajo”, me reí, mientras pensaba que el servicio requería no solo de habilidad sino también de bhakti, y que, lamentablemente, yo carecía de ambos. Ella era un genio: alguien que hace que lo difícil se vea ridículamente fácil, dando la impresión de que es sin esfuerzo.

El primer día del festival de Ratha-yatra, cuando vi la carroza bajando por el bulevar, ésta parecía una obra de arte en movimiento. En retrospectiva, siento que madre Arca era una devota como un cisne entre nosotros. El cisne que se mueve con gracia en un lago es una imagen de elegancia. Lo que ocurre bajo la superficie está oculto al ojo humano. No vemos el arduo trabajo realizado por las patas palmeadas del cisne, que crea el movimiento lleno de gracia que admiramos. El movimiento del cisne es una metáfora ideal de la experiencia y excelencia. Del mismo modo, Arca era un emblema de estos rasgos gemelos, pero los mantuvo ocultos a la vista.

Me asombró verla absorta. Cuando ella trabajaba pintando la carroza, no era inusual que se fuera a descansar en la madrugada. Era obvio que estaba inspirada y que olvidaba todo menos su trabajo. Aunque mi interacción con ella fue breve, cuando me marché, me sentí inspirado para emular su dedicación y perfección en mi propio servicio, que consistía principalmente en la distribución de libros y la adoración a la Deidad. Ella verdaderamente pudo inspirar a los demás con su ejemplo.

El año siguiente, la encontré en un vuelo de Bombay a Sudáfrica. Ella había resuelto trasladarse a Vrindavan, e inició el proceso de adquisición de una propiedad para construir allí una casa. Era una señal de su entereza, el que estuviera dispuesta a dejar su zona de confort y trasladarse a un territorio desconocido. El filósofo hindú Patanjali dijo una vez: “Cuando te sientes inspirado por un gran propósito, todos tus pensamientos rompen sus ataduras: tu mente trasciende las limitaciones, tu conciencia se expande en todas las direcciones, y te encuentras en un mundo nuevo, grande y maravilloso. Las fuerzas, facultades y talentos latentes se despiertan y descubres que eres una persona mucho más grande de lo que nunca habías soñado”.

Cuando nos encontramos en el pasillo del avión, ella estaba tan feliz y me saludó con tanto cariño y afecto que me sorprendió. Cualquiera que nos hubiera observado hubiera pensado que éramos los mejores amigos. Yo no estaba acostumbrado a recibir tanta calidez en la asociación de devotos.

Mientras me encontraba en Vrindavan caí gravemente enfermo; una fiebre tifoidea me había dejado demacrado, y analizaba cómo podría cuidar mi salud. Ella mostró tal preocupación, que su afectuoso magnetismo y cuidado hizo que yo le contara los detalles de mi enfermedad. Y luego, ajena a quienes nos rodearan, como una madre dedicada, empezó a darme recetas para preparar alimentos que me ayudaran a recuperarme. Era como si mi propia madre se hubiera presentado ante mí en la forma de madre Arca. Ella misma estaba enferma, diagnosticada con cáncer, pero parecía estar más preocupada por mí que por ella misma.

He olvidado la mayor parte de lo que me dijo ese día, pero lo que quedó conmigo fue el amor y la empatía con que me habló. Durante toda la conversación, ella no dijo nada de sí misma. Sólo dio consejos sobre cómo recuperarse.

Ella era una maestra de compasión, amor y entereza. Ella no estaba atada por los códigos de un marco religioso institucional, sino que vivió como una madre Teresa entre nosotros, dando esperanza a cientos de devotos. Radhanath Swami dijo acertadamente : “El propósito de la religión es enseñarnos el verdadero carácter espiritual humano . Su propósito es la auto-transformación. Su propósito es transformar la ansiedad en paz, la arrogancia en humildad, la envidia en compasión, para despertar el alma pura en el hombre y su amor por la Fuente, que es Dios”.

Una de las cosas que mencionó que debía tomar era sopa de guisantes. Afortunadamente para mí, mientras ella estaba en Durban, preparó la sopa para Indradyumna Swami, que se había enfermado y estaba recuperando la salud gracias a ella y algunos otros devotos. A veces yo almorzaba con él, y un día tuve la suerte de recibir una generosa porción de la sopa. Fue un absoluto néctar. Un intento posterior de mi parte de emular sus esfuerzos fue en vano. La sopa fue un fracaso, y me quedé lamentando mis esfuerzos. Pero persistí, y ahora, cada vez que hago esa sopa, pienso en ella. Siento que mi sopa de guisantes puede resistir la dura competencia de los mejores cocineros. Tal vez es su misericordia.

¿Cuál era su ingrediente mágico? Sin duda era su bhakti. Creo que ella era una devota pura enmascarada ante nosotros como un alma ordinaria. Tal vez yo era tan neófito en ese momento, e incluso ahora, que no podía apreciar por completo sus glorias.

Recuerdo cuando conocí a S. S. B. B. Govinda Swami y le conté de la sopa mágica de guisantes de madre Arca y mi fallido intento de copiar sus esfuerzos. Maharaja, con su irónico sentido del humor, dijo: “Raghava, si no tienes bhakti, usa más ghee”.

Posteriormente escuché que S. S.  Giriraj Swami se recuperó gracias a madre Arca cuando se puso enfermo en Johannesburgo. Siento que sólo ella podría haber hecho ese servicio. Ella “tomó el toro por las astas”, por así decirlo. Aquellos de vosotros que habéis tenido alguna experiencia sirviendo a Giriraj Swami saben que, entre otras cosas, deben tener sus “asuntos en orden”. Así que no fue sorprendente que los devotos se mostraran reacios a asumir la tarea, después de todo, era una cuestión de vida o muerte. Pero con un profundo servicio viene una profunda misericordia. Arca tomó ese riesgo; ella se presentó para ese servicio, y la resultante gracia de su maestro espiritual le abrió las puertas a la liberación, y la transportó a los pies de loto del Señor Krishna. Fue una lección gloriosa de guru-bhakti. Su guru-bhakti fue extraordinario, y creo que fue su propio nistha en el guru lo que la llevó más allá del umbral del nacimiento y la muerte.

Como se dice en el Svetasvara Upanishad (6.23):

yasya deve para bhaktir
  yatha deve tatha gurau
tasyaite kathita hy arthah
  prakasante mahatmanah

“Solamente a aquellas grandes almas que tienen una fe absoluta en el Señor y en el maestro espiritual se les revela el significado del conocimiento védico de un modo natural”.

En mis interacciones con Arca, me expresé abiertamente. Esto era muy inusual para mí, porque por lo general no me siento cómodo haciéndolo y lucho por expresar mis sentimientos más profundos. Pero ella hacía que los devotos se sintieran amados y queridos, y los sacaba de sus capullos. Los devotos estaban felices de depender de su misericordia, y creo que es una de las razones por las que ella podía ganarse instantáneamente los corazones de las personas. En su presencia uno nunca sentía que estaba siendo juzgado. Ella sentía verdadera alegría al ver devotos, y tenía el extraordinario arte de hacer que se sintieran especiales, como, de hecho, todos lo son. Si los dioses me ofrecieran la bendición de tener alguna de sus cualidades, pediría la calidad de amor que ella tenía por los devotos.

El año siguiente, fui con Kalindi a visitarla en su casa en Vrindavan. Pensé que sería bueno ver sus interacciones y el “amor en movimiento” de Arca. Mientras presenciaba el amor entre ellas, me vino a la mente que cada devoto debía sentirse amado en la presencia de Arca. Al poco rato ocupó a Kalindi en hacer una ensalada de bandh gobhi [repollo], que disfrutó con deleite. Era uno de sus platos favoritos.

En un momento, mientras estábamos comiendo, ella se volvió hacia mí y preguntó: “¿No está muy bueno esto?”. Debo admitir que fingí que lo estaba. Con mi crianza de la India, consideré que la ensalada era muy simple, y yo no había desarrollado un gusto por ella.

Mientras estábamos en Vrindavan, solíamos ir cada dos días a visitar a Arca. Me impresionó la entereza y determinación que debió haber tenido para construir una casa en Vrindavan. Se dice que los terrenos desconocidos son un patio de juegos para los valientes. Al ser un occidental en el cuerpo de una mujer, no debe haberle sido fácil. Pero luchó a contracorriente y construyó su casa como una ofrenda a su maestro espiritual; eso en sí mismo es testimonio de su tenacidad para lograr sus objetivos.

Me pregunté si yo no habría tirado la toalla frente a todos los tejes y manejes que hay que hacer en la India para llevar a cabo una tarea como esa. Cuando estuve en su ashram, vi que ella no permitía que los trabajadores se aprovecharan de ella. Los trataba con mano firme y era muy particular con la limpieza. Estoy seguro de que aquellos afortunados devotos que le prestaron servicio de cerca, encontrarían fácilmente en su personalidad las veintiséis cualidades de un devoto.

Cuando Arca falleció, fue como si una joya brillante hubiera dejado este mundo. Recuerdo que Giriraj Swami y otros devotos la glorificaron en el templo de Radha-Radhanath, y yo, llevado por la euforia de todo, también empecé a orar pidiéndole su misericordia, y aún lo hago.

La misericordia de Arca me llega de maneras muy místicas. Justo antes de abandonar este mundo, ella estuvo pintando cuadros de flores de varios colores, que su hija Sara vendía para recaudar fondos para la casa de Arca. Cuando los vi, me enamoré de una pintura en particular. Me maravillé de cómo alguien en un estado de cáncer avanzado podía pintar tan bellamente. Pero así era Arca: nunca se daba por vencida en medio de la adversidad. Yo secretamente deseaba una de sus pinturas, pero con el tiempo lo fui olvidando cuando me mudé de casa en Johannesburgo.

Pero un día, escuché que mis vecinos italianos estaban emigrando después de haber perdido a sus hijos gemelos en un accidente. Fui a visitarlos para darles mis condolencias, y allí colgada en la pared estaba mi pintura de flores favorita de Arca. Empecé a predicar sus glorias a la angustiada pareja, y por su generosidad, me dieron la pintura. Sentí que Arca me llegaba en esa pintura, enseñándome una de las mejores lecciones que aún llevo conmigo en mi estancia en esta vida: “Nunca te des por vencido, pase lo que pase”.

Arca hizo esas pinturas en una etapa avanzada de su cáncer. Pero nadie lo sabría. Con sólo mirar la pintura me da felicidad, y aún está colgada en la pared de mi sala como un testimonio de su creatividad, pasión y fervor. Ella me habla a través de esa pintura en medio de mis luchas, diciéndome que nunca me de por vencido, pase lo que pase.

Hare Krishna.

Una muy necesaria e inesperada misericordia

Gour Govinda SwamiEn el primer día de Purusottama, en mi caminata de japa por la tade, en un momento dado mi mente se inquietó, lo cual me perturbó mucho, y no sabía qué hacer. Entonces, de repente, dentro de mí escuché el tono de llamada de mi discípulo Damodar, de Sripada Gour Govinda Swami Maharaja predicando enérgicamente: «¿Por qué no te sientes feliz? Porque no estás entregado. ¡Entrégate ahora mismo! Ahora mismo entrégate y vuélvete feliz, y ya no habrá más ansiedades». Empecé a orar fervientemente a Maharaja para que me ayudara, y sentí un alivio inmediato. Toda la agitación había desaparecido, y mi mente estaba en paz. Después me senté, y canté unas de mis mejores rondas de japa.

Oro por que la misericordia de Srila Gour Govinda Swami Maharaja me acompañe por el resto del mes —y por toda la eternidad—.

Hare Krishna.

Vuestro en el servicio,
Giriraj Swami

Un baño auspicioso en un mes auspicioso

Prabhupada-and-Dr.-Patel-and-me-on-Juhu-Beach-1Mañana, 15 de mayo, comenzamos el auspicioso Purusottama-adhika Masa (mes adicional), que se considera tres veces más poderoso que Kartik. Un año, Srila Prabhupada estuvo en Juhu durante ese mes, y el Dr. C. P. Patel, compañero habitual de Srila Prabhupada en sus caminatas matutinas en Juhu Beach, lo convenció para que tomara un baño en el mar antes de que finalice el mes. En un artículo publicado en la revista De Vuelta al Supremo, el Dr. Patel escribió:

«Cada tres años se inserta un mes adicional en el calendario lunar para alinearlo con el calendario solar. Según cálculos astronómicos, en ese año el mes sagrado de Sravana llega dos veces. El primer mes del mes doble se llama purusottama-masa, y entonces los devotos del Señor Krishna observan ayuno, oración y lectura del Srimad-Bhagavatam. El último día de este mes es somavati-amavasya, una ocasión muy auspiciosa. En este día, a primeras horas de la mañana, todas las personas religiosas se bañan en el mar, o en un río o lago sagrado.

»Propuse que en ese auspicioso día Srila Prabhupada se bañara en el mar junto conmigo y los demás, y él aceptó inmediatamente. Todos planeamos llevar una muda de ropa, bañarnos y cambiarnos. Él nos acompañó, pero muy cerca de la orilla, alguien sugirió que él no se bañara en el mar pues había padecido un episodio coronario un tiempo atrás. Entonces se detuvo y no entró en el agua. Reflexionó un rato y, de repente, me pidió que le llevara un poco de agua en la palma de mi mano y la vertiera sobre su cabeza. Dijo: “Esto es igual a un baño en este día auspicioso”. Con mucha inteligencia él encontró la manera de hacerlo, y se lo agradecí. Él estaba complacido. Toqué sus pies y sentí satisfacción por haber tomado un baño en el mar con él en un día muy auspicioso”».

Por la gracia de Srila Prabhupada, puedo tomar un baño similar en el Océano Pacífico antes de finales del mes.

Hare Krishna.

Vuestro en el servicio,
Giriraj Swami

El amor de madre

Mother-Yasoda-with-Krishna-200x300«Hay entendimientos espirituales muy elevados en la conciencia de Krishna. No son ficticios, imaginarios o inventados. Son hechos, y cada devoto puede tener el privilegio de comprender y, en verdad, tomar parte en los pasatiempos de Krishna si es realmente avanzado. No debemos pensar que el privilegio dado a madre Yasoda no está disponible para nosotros. Todos pueden tener un privilegio similar. Si uno ama a Krishna como su hijo, entonces tendrá ese privilegio, porque una madre tiene el amor más grande por el niño. Incluso en este mundo material, el amor de madre no tiene comparación, pues una madre ama a su hijo sin esperar nada a cambio. Por supuesto que, aunque en general eso es cierto, este mundo material está tan contaminado que algunas madres a veces piensan: “Mi hijo crecerá y se convertirá en un hombre, y cuando gane dinero, yo lo obtendré”. Todavía puede haber, pues, algún deseo de obtener algo a cambio. Pero al amar a Krishna no hay sentimientos egoístas, porque ese amor es puro, libre de deseos de beneficios materiales».

«No debéis esperar nada a cambio; eso es amor verdadero. Igual que una madre ama a su hijo sin esperar nada a cambio, pero está dedicada a prestarle servicio. Esa es como una pequeña muestra de amor puro».

—Srila Prabhupada, charla del Srimad-Bhagavatam 1.8.31, 23 de abril de 1973, Los Ángeles, y conversación en su habitación, 13 de julio de 1976, Nueva York

El canto en ekadasi

Prabhupada-chanting-japa-300x196En una conversación con Srila Prabhupada en Chicago, el 5 de julio de 1975, Tamal Krishna Goswami preguntó sobre ekadasi. «A veces hemos escuchado que ekadasi es un alineación planetaria inauspiciosa y que, por ello, uno debe contrarrestar esa inauspiciosidad incrementando el canto».

Prabhupada se rió. «No, no. Es la más auspiciosa. Y el canto es más eficaz».

«Recuerdo que en una ocasión usted instruyó que todos sus discípulos iniciados deben cantar veinticinco rondas…».

«Mínimo».

«Mínimo en este día. ¿Es una regla que todos debemos seguir en nuestros templos?».

«Cantamos dieciséis rondas».

«No, quiero decir en ekadasi».

«Oh, sí. En ekadasi solamente debéis cantar. No hay otra obligación».

Posteriormente, en Mayapur el 11 de febrero de 1976, Tamal Krishna le preguntó para clarificar: «¿En ekadasi debemos siempre cantar veinticinco rondas si estamos iniciados?».

«¿Iniciados? Todos. ¿Por qué los iniciados?».

«Entonces, ¿ese debe ser el estándar para nuestro movimiento en los días de ekadasi?».

«El estándar es dieciséis, pero si uno puede cantar más, puede hacerlo».

«No es obligatorio para ekadasi».

«No. Eso significa ekadasi —ayunar y cantar—».

«A veces me lo pregunto, porque nuestros hombres y mujeres tienen que salir a distribuir libros».

«No, no. Eso también es trabajo de prédica. Para ese propósito pueden dejar de hacerlo. Pero generalmente, quienes no tienen trabajo de prédica, pueden cantar».

«Extra».

«Sí, extra».

«Entiendo».

Hare Krishna.

Festival de Nrsimha-caturdasi, 28 de abril, Carpintería, California

04.28.18_01.Nrsimha_Carp«Prahlada Maharaja dijo que incluso las personas santas se complacen  cuando se mata una serpiente o un escorpión. El relieve de esta declaración es que Nrsimhadeva había matado al demonio Hiranyakasipu, pero aún estaba enojado. Aún tenía el humor de ferocidad porque pensó que la gente podía criticarlo o encontrarlo en falta por haber matado al padre de este niño de cinco años, y ahora el niño no tenía padre. Así, para pacificar al Señor, Prahlada pronunció este verso: incluso una persona santa se complace  cuando se mata una serpiente o un escorpión. Le dice al Señor Nrsimhadeva que no se preocupe, que nadie estará disgustado con Él por esta acción, porque Hiranyakasipu era como una serpiente o un escorpión, que muerden y pican a las personas sin motivo, y que incluso las personas santas se complacen cuando se mata una persona así. Entonces el Señor Nrsimhadeva se apaciguó».

04.28.18_02.Nrsimha_Carp (1) 04.28.18_03.Nrsimha_Carp 04.28.18_04.Nrsimha_Carp (1) 04.28.18_05.Nrsimha_Carp 04.28.18_06.Nrsimha_Carp (1) 04.28.18_07.Nrsimha_Carp 04.28.18_08.Nrsimha_Carp 04.28.18_09.Nrsimha_Carp (1)