La Gita en el consultorio del quiropráctico

Bhagavad gitaAyer, cuando llegué donde mi quiropráctico, todas las camillas estaban ocupadas, así que tomé un ejemplar de la Bhagavad-gita Tal Como Es de su estantería, la abrí y recibí justo la instrucción que necesitaba: yadrccha-labha-santustah — él se satisface con ganancias que vienen por sí mismas, dvandvatitah — ha superado la dualidad, vimatsarah — está libre de toda envidia, samah siddhav asiddhau — es estable tanto en el éxito como en el fracaso, krtvapi na nibadhyate — nunca se enreda aunque ejecute acciones. Luego leí el verso anterior (4.21) y el posterior (4.23), y también fueron instructivos. Y pensé: «Debería realmente estudiar la Bhagavad-gita y vivir mi vida en consecuencia».

Hare Krishna.

Vuestro en el servicio,
Giriraj Swami

[14.8.18]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>