Tag Archives: Jagai y Madhai

Nityananda-trayodasi

Nityananda-AEl siguiente es un extracto de la charla de Giriraj Swami el 12 de febrero de 2014 en Nueva Dvaraka, Los Ángeles.

“Recordamos cuando Srila Prabhupada se alojó en el Bowery con ese joven, David Allen, que estaba tomando la versión neyoyorquina de alcohol fuerte, LSD. David se volvió loco; podría haberle hecho algo a Srila Prabhupada. Y Srila Prabhupada bajó por las escaleras corriendo a la calle, sin saber dónde iría. Era como Nityananda Prabhu y Haridasa Thakura corriendo por su vida de los hermanos borrachos Jagai y Madhai. No puedo pensar en nadie que desde Nityananda Prabhu y Sus asociados haya asumido la misión de acercarse a cualquier persona sin discriminación a darle el mensaje de Chaitanya Mahaprabhu, como lo hizo Srila Prabhupada. Y él lo está haciendo a través de todos vosotros; vosotros también estáis haciendo lo mismo. Os acercáis a las personas sin discriminación y les dáis el mensaje de Chaitanya Mahaprabhu en los libros de Srila Prabhupada, o a través del equipo de hari-nama sankirtana, que también lleva libros y revistas. A través de esa actividad obtendremos la misericordia del Señor Nityanada y del Señor Sri Chaitanya Mahaprabhu.”

Cómo utilizar —y cómo no utilizar— la lengua

Lord Chaitanya kirtanLa historia de cuando Sri Chaitanya Mahaprabhu y Nityananda Prabhu liberaron a los dos pecadores y borrachos Jagai y Madhai demuestra los resultados perjudiciales de blasfemar contra los vaishnavas, y los resultados beneficiosos posibles para los que no blasfeman. El Sri Caitanya-bhagavata (Madhya-khanda 13.39-43) describe:

“En los cuerpos de estos dos hermanos [Jagai y Madhai] se manifestaban todo tipo de pecados excepto el pecado de blasfemar contra los vaishnavas. Ellos pasaban los días y noches alegremente en compañía de otros borrachos y, por ello, no tenían la ocasión de blasfemar contra los vaishnavas. La asamblea en la que se blasfeme contra los vaishnavas se arruinará, aunque se observen todos los demás principios religiosos. Si una asamblea de sannyasis incurre en la blasfemia, esa asamblea es más pecaminosa que una de borrachos. Un borracho será liberado a su debido tiempo, pero quien comete una blasfemia nunca alcanzará el objetivo de la vida.”

Más adelante, después de que Sri Chaitanya Mahaprabhu y Nityananda Prabhu liberaron a Jagai y Madhai, Mahaprabhu aceptó todas sus reacciones pecaminosas —y las envió a quienes blasfeman contra los devotos—:

“Mahaprabhu dijo: ‘¡Oh, hermanos!, he aceptado las reacciones pecaminosas de Jagai y Madhai. Todos lo veréis por vosotros mismos’. Para demostrar que ya no quedaban más pecados en los cuerpos de Jagai y Madhai, el cuerpo del Señor se tornó negruzco, y preguntó: ‘¿Cómo se me ve?’. Advaita respondió: ‘Pareces Sri Gokulacandra [Krishna, Shyamasundara]’. Al oir el comentario de Advaita, Visvambhara sonrió y todos los devotos cantaron el nombre de Hari. El Señor dijo: ‘Ved cómo estos dos pecadores están negruzcos; realizad kirtan para que sus pecados tomen refugio en quienes blasfeman’. Al escuchar las palabras del Señor, todos se llenaron de júbilo y empezaron a realizar kirtan en éxtasis.” (Cb Madhya-khanda 13.298-303)

Oro pidiendo desesperadamente que yo nunca cometa la ofensa de blasfemar contra los devotos. Más bien, como dijo Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura: “Que pueda tener bocas ilimitadas y una vida ilimitada para glorificar ilimitadamente las cualidades ilimitadas de los devotos de Krishna”.

Hare Krishna.

—Giriraj Swami